Crítica de la película "Seven"

Crítica de la película "Seven"

He de reconocer que, cuando llegaron a mis oídos las primeras informaciones sobre "Seven", supuse que sería una cinta que no me ofrecería nada nuevo. Ingenuo de mí, pensaba que se trataría del típico argumento de un filme que se aprovecharía del éxito de la tantas veces imitada "El silencio de los corderos". Me alegro de que mi intuición fallara de esa manera; es más, espero que lo haga más a menudo (estoy harto de películas prometedoras que se desinflan nada más iniciarse).

"Seven" arranca desconcertando al espectador. Unos títulos de crédito innovadores (aunque no atraigan por lo inusual de su elaboración), una presentación de personajes sencilla pero eficaz, y un brutal crimen que significa el comienzo de una investigación. ¿Y qué hace que esta mil veces usada línea argumental supere a otras que la precedieron en el tiempo? En principio, la claridad de su exposición. Al inicio de las pesquisas de los "sabuesos" (así llaman los policías a estos detectives que rastrean pistas que los conducen a un asesino), uno piensa que la película parece prometedora. Sí, está bien, pero no es para tanto (las críticas recibidas eran, en algunos casos, sobresalientes). Craso error. Hay que involucrarse en la trama, explicada perfectamente con imágenes y diálogos de los protagonistas. Alegra comprobar que el confuso ambiente de este tipo de largometrajes se suple por la limpieza narrativa y visual de "Seven". Por tanto, magnífico guión de Andrew Kevin Walker, llevado excelentemente a la pantalla grande por David Fincher (atentos al ambiente desasosegante de la ciudad, las brutales e impactantes escenas de los asesinados, la persecución del sospechoso y, sobre todo, la parte final en el desierto, lleno de torres eléctricas que rompen la soledad de los protagonistas).

Crítica de la película "Seven"

Cuando llegamos a las valoraciones de los actores, no deja de sorprender la sobresaliente actuación de Morgan Freeman, la discreta interpretación de Gwyneth Paltrow y el pasable trabajo de Brad Pitt en el que hasta aquel momento fue el mejor de su carrera. En cuanto a Kevin Spacey (genial cuando su personaje afirma, en la escena final, que él no ha matado al perro que yace en la carretera mientras mira inocentemente a los dos detectives), sólo cabe señalar que borda su papel, sin necesidad de los gritos o las gesticulaciones que proliferan en otros psicópatas similares (si en movimientos de manos descoordinadas tuviésemos que elegir a un esquizofrénico, apostaría sin dudarlo por Brad Pitt; seguramente los productores de "Doce monos" pensaron lo mismo que yo).

Respecto a la banda sonora de Howard Shore, cabe destacar la música que escuchamos durante la persecución del sospechoso y la intensísima composición de la escena final.

[post_ad]
En resumen, una notable película que involucra al espectador en la resolución de un asesinato que cuenta con uno de los mejores finales jamás vistos en las nada arriesgadas producciones hollywoodienses. Un consejo si aún no la has visto: no dejes que te cuenten cómo acaba.

Crítica de la película "Seven"

Crítica revisada de un texto originalmente escrito el 8-7-1996

  1. Anónimo dice:

    La película Seven tiene un fallo en mi opinión tan enorme, que hecha la película por tierra.
    No quisiera que alguien que no haya visto la película siguiese leyendo, pues es un spoiler muy importante sobre el final, el que voy a comentar:
    Ningún policía, por menianamente inteligente que sea, y el personaje de Brad Pitt lo es mucho en la película, dejaría de poner a salvo a su familia más preciada, ante la situación que vive antes del final. No podría estar tranquilo nadie, sabiendo que anda suelto un psicópata de tal calibre y que además ha dejado claro que te conoce, y proteger a los tuyos es lo primero. Cosa que Mills (Brad Pitt) ni siquiera piensa en hacer.

    1. Joaquin dice:

      En efecto, es verdad, si se busca un realismo extremo en este tipo de películas, llegaríamos a esa conclusión. No obstante, personalmente acepto estas concesiones y no hacen que mi opinión sobre un largometraje varíe (salvo que se trate de algo muy, muy exagerado).

      No obstante, me parece realmente interesante tu reflexión, muchas gracias por aportar este punto de vista.

  2. Esta peli es magnífica, pero cuando la vi, hubo una cosa que no entendí:
    SPOILER:
    Si se supone que John Doe mata a cada individuo culpable cada uno de su pecado capital. ¿Por qué Mató a la inocente mujer del detective y no a él por su pecado de ira? Sé que lo hizo para probar el pecado de la ira en el detective, pero no lo pille del todo.

    1. Joaquin dice:

      SEGUIMOS CON LOS SPOILERS

      Ignacio, supongo que te refieres a que lo lógico es que matara a la persona iracunda. Cierto, tiene su lógica, pero está claro que, con el final, lo que se pretendía era dejar al espectador de piedra. Digamos que es un truco de guión que, en este caso, funciona muy bien.

      De nuevo, gracias por pasarte por la web. No sabes lo que me alegra responder a tus comentarios 🙂

  3. Y a mi me alegra que digas eso.
    MÁS SPOILERs:
    O puede ser que quizá tenía que ser una víctima para confirmar su pecado de envidia, desde ese punto de vista si lo entiendo.

    1. Joaquin dice:

      Es otra posibilidad, pero pienso que el objetivo final del guionista era asombrar al espectador con la conclusión y dejarle completamente estupefacto. La idea era muy buena y se corría el riesgo de no saber desarrollarla. Por suerte, éste no es el caso. Gracias de nuevo 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Leer más