Paul Walker rechazó ser Superman

Matt Luber era el representante de Paul Walker, con quien llevaba trabajando desde hacía 18 años. Ambos eran amigos y, a modo de homenaje, ha querido hablar de la carrera del actor. Así, desvela que éste no pretendía ser la estrella de las superproducciones en las que participaba (supongo que, por ese motivo, se sentía muy cómodo en la saga "Fast & furious", donde compartía cartel con un amplio reparto). Una prueba de ello es que estuvo a punto de hacerse con el papel de Superman en una película que preparaba Warner Bros. (probablemente se tratara de la versión que preparaba Brett Ratner).

A pesar del dinero que recibiría por ello, Walker lo llamó y le dijo que no estaba dispuesto a hacer una prueba de pantalla para el filme, ya que no le hacía gracia vestirse con una capa, unas botas y una "S" en su pecho. Por otro lado, el intérprete prefería centrarse en su familia y amigos antes que en su carrera. Así, rechazó rodar un cameo en "A todo gas: Tokyo race" para quedarse con su abuelo enfermo. Luber reconoce que, a causa de estas decisiones, hubo momentos de tensión entre ellos, pero luego bromeaban sobre el tema.
Y es que la fama nunca le agradó. Le hubiera gustado ser bombero, como su hermano menor. En un momento dado incluso habló de convertirse en guardabosques. Y es que le apasionaba la horticultura. Así, compró acres de tierra en Carpintería, un pueblo de Santa Bárbara, para plantar árboles en la zona. Además, estaba su afición por los tiburones. Rechazó papeles para colaborar con un científico llamado Michael Domeier en un proyecto que consistía en capturar y marcar a dichos escualos. De esta manera, se hacía un seguimiento de sus patrones de migración. Respecto a sus obras de caridad, dejaba bien claro que no quería que se le diera publicidad alguna a su participación en las mismas (algo muy habitual en los famosos para lavar su imagen de cara al público).

[post_ad]

Nuevamente sale a relucir su "repulsión" por Hollywood. Y es que Luber explica que «hay un montón de gente en el negocio a la que amaba y respetaba, pero no creo que le gustara el juego y no se fiaba de la industria». Por el contrario, se involucraba mucho en las películas que le apasionaban. Así, Walker quería que el salario que iba a recibir por "La prueba del crimen" se utilizara para financiar el filme. Al final, sólo cedió una parte del mismo (supongo que su representante le disuadió de ello).
Como ya os comenté hace poco, estaba muy orgulloso de "Hours". Además, tenía en su agenda "Agent 47", una nueva adaptación del videojuego "Hitman", y "The best of me", cinta romántica que se basaría en una novela de Nicholas Sparks ("El diario de Noah"). Para concluir, Luber describe a Walker como alguien «auténtico, leal, amable y empático».
Fuente: Deadline Hollywood

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Leer más