Crítica de la película “Ready Player One”

0
347
Crítica de la película

La adaptación de la novela “Ready Player One” ha generado cierta controversia entre buena parte de sus lectores. A pesar de que Steven Spielberg es su director, un nombre que sin duda es sinónimo de calidad, parece que la película no es muy fiel a la obra original.

Como ya he comentado en no pocas ocasiones, el lenguaje cinematográfico no siempre puede seguir el mismo camino que el literario. De hecho, lo habitual es que una traslación palabra por palabra de un gran texto resulte soporífera para la mayoría del público. Es por ello que en ocasiones se suelen resumir ideas o, por el contrario, introducir conceptos nuevos que sirven para explicar mejor la historia con imágenes.

Dado que no he leído el libro en el que se basa “Ready Player One”, no puedo opinar sobre este aspecto del filme. Sin embargo, su propio autor, Ernest Cline, es uno de los firmantes del guión de la cinta, tarea en la que ha contado con la ayuda del irregular Zak Penn (“X-Men: La decisión final”).

“Ready Player One”, el mejor Spielberg comercial

Reconozco que “Ready Player One” me atrapó desde su primer minuto. Steven Spielberg resume de forma magistral la sociedad del año 2045, tanto en su vertiente real como en la virtual.

Así, observamos al protagonista del relato explicándonos qué es OASIS, el universo digital al que está enganchado prácticamente todo el planeta, y lo hace mientras sale de su hogar en la ciudad de Columbus. Se trata de una lección magistral de cine del realizador que deberían emular no pocas producciones de Hollywood.

A continuación se nos sitúa de lleno en la trama de la película, arrancando una trepidante carrera automovilística en la que pronto nos percatamos de otro de sus elementos distintivos: los guiños a la cultura popular.

Pero, al contrario de lo que muchos puedan pensar, “Ready Player One” no los introduce de manera forzada. Sus apariciones son fluidas y en algunos casos son necesarios posteriores visionados para percatarse de la presencia de un reconocible avatar.

Tal vez el homenaje a cierto clásico de Stanley Kubrick podría haberse acortado un poco, pero el resultado final es tan, tan bueno, que no molesta en ningún momento.

Lo que hace que me haya enganchado a “Ready Player One” no es la nostalgia, sino su historia y cómo se nos cuenta. A pesar de durar cerca de dos horas y media, jamás se hace pesada y el tiempo se nos pasa volando.

Crítica de la película "Ready Player One"
Olivia Cooke y Tye Sheridan en “Ready Player One”

Asimismo, se nota el toque Spielberg en un buen número de las escenas del filme. Los personajes nos transmiten emociones, de ésas que tan bien sabe plasmar en la pantalla el Rey Midas de Hollywood (aunque, bueno, hace tiempo que perdió ese título, puesto que su último gran éxito de taquilla fue “Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal”).

Es decir, hay humanidad en ellos, la misma que algunos ciudadanos han perdido al dejarse seducir completamente por OASIS y al descuidar el contacto cara a cara con otras personas.

Se podría decir que “Ready Player One” es una espléndida aventura de ciencia-ficción que posee un tono muy similar a determinadas producciones de Amblin de la década de los 80.

Cierto que no profundiza en la sociedad en la que viven los protagonistas, pero tampoco creo que se busque eso. De igual modo, se pasa de largo por sus pasajes dramáticos y se acentúa el humor, aunque éste nunca resulta cargante o especialmente exagerado (sí, ahora mismo estoy pensando en Marvel).

El reparto de “Ready Player One”

No me convenció la labor de Tye Sheridan dando vida al héroe de la historia. Su interpretación es algo sosa y, de hecho, casi parece que la cámara se fije sólo en Olivia Cooke cuando ambos aparecen juntos en pantalla (aunque reconozco que siempre me ha gustado la labor de esta actriz en la serie de televisión “Bates Motel”).

Ben Mendelsohn le otorga el tono adecuado al villano de “Ready Player One”, algo que también se podría decir de Mark Rylance en su papel del excéntrico James Halliday.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here