Crítica de la cuarta temporada de "Parenthood"

Crítica de la cuarta temporada de "Parenthood"

Si estás leyendo esta crítica, se supone que ya has disfrutado de las tres anteriores temporadas de "Parenthood". Si no es así, tampoco voy a desvelar nada para no fastidiar al lector que aún no la haya visto. Sólo decir que la serie se centra exclusivamente en las diferentes tramas que van surgiendo en la amplia familia Braverman. Que, por cierto, hasta ahora han sido de lo más variadas… 

Antes de comentar esta cuarta temporada, tengo que señalar que las anteriores me gustaron mucho. No obstante, al alargar la serie en el tiempo, y habiendo sucedido de por medio múltiples situaciones en la vida de cada uno de sus protagonistas, temía que el listón, en lo que respecta al argumento, cayera en picado. Y es que sacar más historias sin apenas introducir nuevos personajes me parecía una misión bastante difícil. 
Crítica de la cuarta temporada de "Parenthood"

Afortunadamente, mis pronósticos no se cumplieron y nuevamente las tramas introducidas, sumadas a la gran solidez de la personalidad de sus protagonistas y su congruente evolución a medida que van pasando por sus vidas nuevas experiencias, me ha acabado resultando tan agradable como la primera temporada. Algo a lo que también contribuye la excelente plantilla de actores que interviene en la serie, resaltando especialmente la interpretación de Lauren Graham (Sarah Braverman), actriz que consigue que cualquier papel que desempeñe, por muy inverosímil que pueda parecer, te lo acabes creyendo gracias a su extraordinaria expresividad.

Crítica de la cuarta temporada de "Parenthood"

Me ha sorprendido que la cadena NBC siga apostando por “Parenthood”, ya que en estos tiempos mantener una serie donde priman valores como el amor, la solidaridad o la unión familiar, no es sinónimo de éxito seguro. Sin embargo, me alegro por ello, ya que son precisamente los valores que más necesitamos en la actualidad. Llamadme “carca” si queréis, pero estoy algo harta de ver series donde sus personajes son totalmente superficiales, que ni sienten, ni padecen… Pero bueno, como se suele decir, para gustos hay colores…

Crítica de la cuarta temporada de "Parenthood"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Leer más