Crítica de “Misión: Imposible – Fallout”

0
259
Crítica de

Tras las magníficas recaudaciones de “Misión: Imposible – Nación Secreta” en la taquilla mundial, era cuestión de tiempo que viera la luz su secuela. “Misión: Imposible – Fallout” emula a su antecesora y nos ofrece otro frenético divertimento de acción y suspense.

A vueltas con El Sindicato…

La trama del filme retoma los sucesos narrados en su antecesora. Lo que en su día conocimos como El Sindicato ha evolucionado, de tal modo que a los agentes que formaron parte de esta organización criminal se les hace llamar Los Apóstoles.

Sus objetivos siguen siendo los mismos, de ahí que se hagan con el plutonio necesario para provocar un desastre en algún lugar del planeta. Por supuesto, Ethan Hunt y su equipo intentarán detenerlos.

Una película frenética

A pesar de que “Misión: Imposible – Fallout” dura cerca de dos horas y media, su ritmo nunca decae. Es por ello que el mejor calificativo que se le puede dar a la película es el de frenética.

Desde que comienza, el filme se compone de una serie de secuencias de acción que nos dejan con la boca abierta. Apenas hay respiro, sucediéndose brutales peleas físicas, espectaculares persecuciones automovilísticas, intensos correteos y una conclusión que consigue mantener pegado al espectador a su asiento.

Lo bueno es que, entre todos estos pasajes, se introducen escenas que, lejos de quebrar la sólida cadencia de la cinta, consiguen mantenerla. Quisiera incidir aquí en el atinado añadido de elementos emocionales que no estaban presentes en la quinta entrega de la saga.

El hecho de humanizar a los personajes precisamente hace que nos sintamos más identificados con sus vicisitudes.

Crítica de "Misión: Imposible – Fallout"

Dicho lo anterior, es una obviedad resaltar que “Misión: Imposible – Fallout” es una película poderosa en lo que a sus apartados visuales se refiere. El director Christopher McQuarrie realiza un trabajo encomiable y le saca los colores a la mayoría de los cineastas del cine de acción moderno.

Su puesta en escena es limpia y en tiempo real. Al huir de la confusión, el público se entera en todo momento de lo que sucede en la pantalla. Además, se agradece que busque planos rebuscados y que no se limite a solventarlo todo en la sala de montaje.

La labor del reparto también es muy buena, con un voluntarioso Tom Cruise que parece dispuesto a convertirse en el Jackie Chan occidental (lo digo porque ejecuta él mismo no pocas de las peligrosas escenas en las que Ethan Hunt se juega su vida).

Henry Cavill está correcto, aunque esperaba bastante más de su personaje. Me encanta el regreso tanto de Rebecca Ferguson como de Michelle Monaghan, mientras que Ving RhamesSimon Pegg nos hacen reír con la gran química que existe entre ellos.

“Misión: Imposible – Fallout”, ¿la mejor película de la saga?

Pues no, para mí “Misión: Imposible – Fallout” no es la mejor película de esta popular franquicia. Dicho honor sigo otorgándoselo a “Misión: Imposible III”.

En esta sexta parte el argumento es lo de menos, lo que hace que en muchas ocasiones sintamos que el guionista marea las cosas de una forma un tanto artificial.

Por otro lado, se repiten comportamientos y situaciones. Para no desvelar nada de la historia, tan sólo pondré un ejemplo: la jefa de un servicio de inteligencia que pone en duda el modo de proceder de Ethan Hunt.

Finalmente, he de reconocer que se juega demasiado con los momentos límite, hasta tal punto que se roza la parodia. Y eso, desde luego, no es nada bueno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.