Crítica de la película “La chica del tren”Emily Blunt en "La chica del tren"

Crítica de la película “La chica del tren”

La obra de Paula Hawkins, “La chica del tren”, ha sido adaptada a la gran pantalla, y con ello se ha intentado emular el éxito de este gran libro. Pero no siempre esto es sinónimo de algo bueno, ya que la película prepara al espectador para una serie de engaños premeditados con el único objetivo de confundirnos.

Nos encontramos por lo tanto con un psico-thriller que emula la formula ya utilizada en películas tan famosas como “La mano que mece la cuna”. Las dos protagonistas del film tienen unos claros problemas psicológicos que se nos irán mostrando desde el primer momento.

Quizás una de las claves del éxito de otras películas parecidas es la habilidad de saber engañar al espectador para mantener viva la trama hasta el final. Esto es algo que no ocurre en “La chica del tren”, puesto que toda la película pretende engañar constantemente al espectador. Esto hace que al final de la película la trama se desvele, puesto que engaño tras engaño finalmente se puede ver el patrón al que se vuelve tras cada mentira.

El argumento inicial de la película nos muestra un arranque de la misma muy bueno, donde la protagonista ve desde el tren que la lleva al trabajo a diario un extraño suceso. Rachel se imagina tras su divorcio la vida de una pareja que parece perfecta y que ve desde el tren cada mañana, pero poco a poco tras ver este suceso irá descubriendo el misterio que ella misma ha visto.

Pese a que han sabido dosificar bien los ritmos de la película, se han cambiado algunos puntos de vista de la novela de Paula Hawkins, lo que puede llevar a los fans del mismo a encontrar algunas discrepancias con la novela. Emily Blunt sin duda es el atractivo de la película. Su interpretación es muy acertada y nos transmite en todo momento los matices de una persona con estos problemas psicológicos y que está sometida a tanta presión.

El desarrollo de “La chica del tren”

En “La chica del tren” nos encontraremos una gran cantidad de flashbacks que nos resuelven a cada momento parte de la trama para poder seguir avanzando, o mejor dicho nos permiten encajar el rompecabezas que se va creando desde el inicio. El ambiente sombrío y lúgubre se ha conseguido casi a la perfección, ya que nos muestra otra cara de la realidad que viven muchas personas.

Crítica de "La chica del tren"

Haley Bennett en “La chica del tren”

La fotografía de la película es también uno de los puntos fuertes, ya que han sabido escoger bastante bien los distintos planos para contar la historia. Incluso han sabido aprovechar las múltiples escenas en las que Blunt aparece conteniendo las lágrimas, causando una sensación de cercanía que se transmite a todo el público.

La banda sonora está bien escogida, pero no ofrece muchos matices a la hora de sumergirnos en la historia, solamente cumple su papel. Aunque no es una gran adaptación de una novela que se ha convertido en un éxito mundial, es lo suficientemente buena como para no desprestigiar la novela y disfrutar de una buena tarde de cine.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0