Crítica de “Jack Reacher: Nunca vuelvas atrás”Tom Cruise

Crítica de “Jack Reacher: Nunca vuelvas atrás”

A mi parecer, “Jack Reacher” fue una auténtica sorpresa, un título que, a pesar de sus evidentes defectos (débil trama, excesiva duración), conseguía mantener entretenido al espectador. Sus recaudaciones en todo el mundo rebasaron los 218 millones de dólares, siendo su presupuesto de 60 millones. No se trataba, pues, de la típica superproducción protagonizada por Tom Cruise, sino de un filme consistente pero menos aparatoso. No es de extrañar que el citado actor quisiera rodar una secuela (“Jack Reacher: Nunca vuelvas atrás”), la misma que es objeto de esta crítica.

Por desgracia, esta película es inferior a su antecesora. A pesar de que presenta un argumento a priori más complejo y embarullado, y aunque su minutaje se ha reducido en comparación con la primera entrega de la franquicia, “Jack Reacher: Nunca vuelvas atrás” no convence como pasatiempo. Pero, ¿cuál es el principal motivo de que ello sea así?

Bajo mi punto de vista, se nota muchísimo la ausencia del director y guionista Christopher McQuarrie (quien en estos momentos prepara la sexta entrega de “Misión: Imposible”). Para sustituirlo, Tom Cruise, también productor, ha elegido a un director que le permitió lucirse en el pasado. Hablo del irregular Edward Zwick, el responsable de la notable “El último samurái” y de cintas tan variadas como “Tiempos de gloria”, “Leyendas de pasión”, “Diamante de sangre” o “Amor y otras drogas” (y, todo hay que decirle, uno de las personas que ha tomado las riendas de “Nashville”, serie de televisión que se asemeja más a un culebrón que a un drama).

“Jack Reacher: Nunca vuelvas atrás” nos ofrece una versión excesivamente edulcorada del personaje. Al intentar humanizarlo, lo que en realidad se hace es que el ex militar pierda parte de la fuerza y del carisma que tanto nos sorprendió en su primera aventura cinematográfica. No quiero decir con ello que no tendría que habérsenos mostrado esta vertiente menos “robótica” de Reacher, pero sí al menos moderarla para que de este modo resultara más creíble a ojos del espectador.

Crítica de "Jack Reacher: Nunca vuelvas atrás"

La huida de Reacher (Tom Cruise) y Turner (Cobie Smulders)

Aparte de esto, la acción de “Jack Reacher: Nunca vuelvas atrás” es bastante convencional. De hecho, esto es algo que se puede extender a la puesta en escena de Edward Zwick, no existiendo ningún pasaje que nos deje abrumados por su poderío visual (es imposible no recordar aquí el brillante prólogo de su predecesora, justo cuando el francotirador buscaba sus objetivos antes de liquidarlos).

La compañía de Tom Cruise en “Jack Reacher: Nunca vuelvas atrás”

Tom Cruise tiene en esta película dos compañeras femeninas que le roban no poco protagonismo (circunstancia que es raro encontrar en otras producciones en las que dicho actor encabeza su cartel). Por un lado nos topamos con una ex comandante que lo acompaña durante todo su periplo (y a la que da vida una correcta Cobie Smulders). No obstante, Reacher siempre corre más que ella y no precisa de su ayuda en la confrontación final. Además, también aparece una adolescente que precisamente provoca ese innecesario edulcoramiento que mencionaba con anterioridad.

jack reacher
2.5
Puntuación total
Lo mejor: el carisma de Tom Cruise.
Lo peor: la falta de garra de la puesta en escena.
Secuela que se deja ver pero que no cuenta con ninguna secuencia que se quede grabada en la memoria del espectador. A pesar de su sencillez, la primera película era mejor.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0