Crítica de la película “Déjame salir”

0
213
Crítica de

No soy un aficionado al género del terror, pero, tras la buena recepción por parte del público y de la crítica, he de decir que tenía curiosidad por ver “Déjame salir”. El filme obtuvo unas excelentes puntuaciones en los medios especializados, por no hablar de que recaudó más de 175 millones de dólares en los Estados Unidos.

Su presupuesto fue de 4 millones y medio de dólares, algo habitual en las producciones de Blumhouse (donde nos encontramos con títulos tan exitosos como la saga “Paranormal activity”, las distintas entregas de “Insidious”, “The Purge”, “Sinister” o “Ouija”, “La visita” y “Múltiple”).

Dicho esto, mi opinión sobre “Déjame salir” no es precisamente positiva. Aunque dista de ser un bodrio, creo que posee una interesante premisa que su director y guionista, Jordan Peele, no sabe desarrollar de forma ambiciosa. Lo que en un principio parece una historia de terror psicológico relacionada con posibles comportamientos racistas, termina convirtiéndose en un relato convencional.

Puedo aceptar que se introduzcan sustos gratuitos (en ocasiones acompañados por una música que enfatiza dichos momentos), pero esto no hace otra cosa que reforzar mi teoría de que “Déjame salir” arranca bien pero termina de manera trillada.

Otro aspecto de la película que me dejó un tanto perplejo fue que se incluyera en la trama un personaje claramente cómico. Entiendo su presencia en los primeros minutos de “Déjame salir”, puesto que se trata de presentar a los protagonistas, pero me resultó especialmente llamativo que el amigo gracioso de turno robase tantas escenas en el último tercio del filme. Semejante decisión quiebra la inquietud de la historia principal y provoca que por instantes la cinta se convierta en una comedieta del montón.

Lo que me gustó de “Déjame salir”

Dicho lo cual, hay dos elementos del largometraje que me sorprendieron gratamente: su puesta en escena y su reparto.

El director Jordan Peele debuta como director con este título, siendo conocido con anterioridad por sus trabajos como actor. Aunque hay fragmentos muy manidos, en general se puede decir que la realización está bastante cuidada y que el cineasta no se ha limitado a situar la cámara de la forma más sencilla posible.

Crítica de la película "Déjame salir"
Betty Gabriel en “Déjame salir”

Asimismo, los actores, ninguno de ellos estrellas de Hollywood, merecen mi reconocimiento por lo bien que interpretan sus papeles. Daniel Kaluuya nos transmite el desconcierto de Chris, mientras que Bradley Whitford y Catherine Keener logran representar la dualidad de los padres de Rose (Allison Williams). Por otro lado, la labor de los secundarios es sencillamente perfecta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here