Crítica de la primera temporada de “Buena conducta”"Buena conducta"

Crítica de la primera temporada de “Buena conducta”

“Buena conducta” es la nueva serie de TNT estrenada en noviembre de 2016 y que en España se puede disfrutar a través de TNT España. Creada y adaptada para televisión por Blake Crouch, quien también es el escritor de la trilogía “Wayward Pines”, también adaptada a la pequeña pantalla y emitida actualmente por la cadena FOX.

“Buena conducta” es la nueva aventura de Michelle Dockery tras su paso por el famosísimo drama de época “Downton Abbey”. Aquí, Dockery reniega de su marcado acento inglés y se transforma en una ex convicta americana que disfruta del régimen de libertad condicional debido a su buena conducta (el término inglés es “good behavior”).

El plantel de esta serie se completa con la presencia de Juan Diego Botto, quien se descubre como un asesino a sueldo sin escrúpulos y muy meticuloso con su trabajo.

Argumento de la serie “Buena conducta”

Sus personajes, Letty (Dockery) y Javier (Botto), son una “pareja” peligrosamente explosiva. Ella es una ex drogadicta que se gana la vida robando a los huéspedes que se alojan en hoteles de lujo. Es en una de estas incursiones cuando se topa de forma involuntaria con Javier.

Escondida en el armario de una habitación en la que entraba a robar, escucha el nuevo encargo de Javier: asesinar a sangre fría a una mujer a petición del marido de la posible víctima. Letty está en una encrucijada: si decide olvidarse de lo que ha escuchado, su vida seguirá igual; pero si lo ignora, esta mujer va a acabar muerta.

Aunque la trama puede parecer un tanto inverosímil, lo importante es que resulta muy entretenida. Los 10 episodios que forman la primera temporada de “Buena conducta” están repletos de momentos de tensión. Además, sus dos protagonistas tienen mucha química y sufriremos con la montaña rusa que representa su relación.

Pero lo más destacable de “Buena conducta” es Michelle Dockery. Si bien es un cambio radical frente al personaje al que estábamos acostumbrados que interpretara, Lady Mary en “Downton Abbey”, la actriz da rienda suelta a su talento y nos muestra a un personaje repleto de imperfecciones pero con una vulnerabilidad apabullante.

Crítica de la primera temporada de "Buena conducta"

Además, Letty es en sí muy interesante. Está llena de paradojas, pues ella quiere hacer el bien; sin embargo, está destinada a destruir todo lo que pasa por sus manos. Por otro lado, lo que ella más desea en el mundo es reunirse con su hijo Jacob, cuya custodia perdió en favor de su madre cuando Letty fue a parar a la cárcel.

El personaje de Javier también es bastante prominente. Si bien no tiene tanta profundidad psicológica como Letty, parece esconder muchos secretos que poco a poco se van revelando (de ahí que probablemente dará lugar alguna que otra sorpresa).

Si bien no es la mejor serie que se esté emitiendo actualmente, “Buena conducta” es muy recomendable, puesto que, además del gran talento de sus actores, especialmente de Michelle Dockery, como ya se ha comentado, no hay un momento aburrido en sus episodios.

4.0
Puntuación total
Valoración
1 lectores voto x 4.0

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0