Análisis del videojuego “Watch Dogs 2”

0
120
Análisis del videojuego

Una de las más novedosas IPs de Ubisoft ya cuenta con segunda entrega. Hablamos de “Watch Dogs 2”, un mundo abierto basado en la cultura hacker que tan de moda se encuentra hoy en día y que, tras un tiempo de mejoras para aplicar lo aprendido en la primera entrega, vuelve con fuerza.

Esta segunda parte es un comienzo de cero con respecto a la primera, puesto que dejamos la historia de la primera entrega, guiada por la venganza, y nos ponemos en la piel de Marcus Holloway. Este joven es el típico amigo con chispa e inteligente que podrías tener entre tu grupito. Esto hace que nos sintamos más identificados que con el protagonista de la anterior entrega.

Este nuevo personaje nos ofrece un cambio en todo lo ambientado dentro del juego, ya que nos encontraremos apoyados por un grupo joven de hackers (Dedsec) que nos ha reclutado y que tiene ganas de cambiar el mundo. Es por eso que toda la historia estará llena de bromas, diversión y múltiples guiños en forma de comedia.

Todo “Watch Dogs 2” está ambientado en la famosa Bahía de San Francisco, uno de los lugares más afectados por la tecnología gracias a un Silicon Valley que podremos visitar bastante a menudo. Nada más comenzar, disfrutaremos de un prólogo en el que conoceremos cómo Marcus accede al grupo de Dedsec, cuyo objetivo es hacer pagar a cualquier empresa o millonario que haya utilizado la tecnología para enriquecerse. Por ello, Ubisoft ha añadido un villano que se nos presenta a medida que la historia avanza.

Análisis del videojuego "Watch Dogs 2"

Aunque nuestras misiones serán en el exterior, la base de operaciones del grupo hacker estará ubicada en una trastienda de una tienda de cómics, por lo que merece la pena dar una vuelta por ella y charlar con la gente que esté por allí. También contaremos con una gran variedad  de armas y artilugios, pero, a diferencia de otros juegos e incluso de la anterior entrega, y gracias a la evolución de la tecnología, podremos fabricarlos nosotros mismos en una especie de impresora 3D mejorada llamada Solidbox 2550.

Las misiones de “Watch Dogs 2”

Lo mejor de “Watch Dogs 2” es que nos encontramos ante un mundo totalmente abierto en el que podremos hacer lo que nos dé la gana. Aunque encontraremos misiones principales que nos permitirán avanzar en la trama, estas misiones principales serán 15, de las cuales algunas tienen varias partes. Por otra parte, nos encontramos con bastantes misiones secundarias que no aportan nada adicional a la historia y que se repiten un poco, ya que normalmente nos piden que nos infiltremos en algún sitio bien protegido y lo asaltemos.

La experiencia que podemos conseguir, tanto en las misiones principales como en las secundarias, nos servirán para aumentar las habilidades de nuestro peculiar héroe. Como decimos, cada uno puede jugar a su modo, ya que podemos intentar mantener el modo sigilo al máximo, al más puro estilo “Splinter Cell”, donde intentaremos conseguir nuestro objetivo sin hacer sonar la alarma, o bien podemos escoger liarnos a tiros con todo aquel que veamos.

Como decimos, las opciones de juego son casi ilimitadas, sobre todo si tenemos en cuenta la agilidad de este joven hacker que hace parkour y nos permite llegar a sitios que el ya entrado en años Aiden Pierce jamás habría podido soñar. Podremos también optar por un enfoque 100% tecnológico a la hora de infiltrarnos, puesto que si estudiamos el lugar podremos hackear el acceso y, utilizando un dron o un robot teledirigido, accederemos al lugar.

El propio juego nos ofrece tres niveles de dificultad que, si les sumamos las ganas con las que a veces nos quedamos al completar una misión y que podríamos haber resuelto de otra forma, nos ofrece un reto considerable. También nos encontramos con una inteligencia artificial bastante mejorada con respecto a la primera entrega y un buen sistema de coberturas que nos permiten disfrutar de los tiroteos.

Análisis del videojuego "Watch Dogs 2"

Las ejecuciones silenciosas están a la orden del día, añadiendo algunas animaciones notables. Incluso si no queremos complicarnos podemos utilizar una pistola aturdidora para incapacitar al enemigo rápidamente. Por otra parte, encontramos una cierta mejora en las armas de fuego, tanto en su aspecto como en el apartado sonoro (que sin duda se ha mejorado notablemente).

Aunque se ha mejorado, al igual que en la anterior entrega, la parte a pie funciona perfectamente… incluso las escenas de parkour. Pero todo cambia cuando nos subimos a un vehículo. Pese a que se ha mejorado el sistema de conducción, se nota una falta de peso en los vehículos que afecta a la dirección.

En nuestro tiempo libre fuera de las misiones encontramos algunos entretenimientos, como poder visitar lugares emblemáticos de San Francisco y hacernos un selfie. Otras de estas opciones son en su gran mayoría carreras que pueden llegar a cansarnos si las jugamos demasiado, ya sean carreras de coches, barcos, drones (nuestras preferidas), karts e incluso veleros, entre otros.

“Watch Dogs 2” cuenta con un modo online que nos permite disfrutar de jugar con nuestros amigos. Pero lo que sin duda marca una diferencia con respecto a otros juegos, es que podemos infiltrarnos en las partidas de otros jugadores y ayudarlos a cumplir objetivos o unirnos a la policía para cazar recompensas e intentar capturarlo. Esto hace de las partidas toda una aventura y desafío, ya que otro jugador puede venir a molestarnos en cualquier momento.

Análisis del videojuego "Watch Dogs 2"

La lección más aprendida de Ubisoft con la primera entrega es la de mostrar un juego terminado, al contrario de las acusaciones de downgrade con respecto al primer tráiler del E3 en el que se mostró “Watch Dogs”. Por lo que habéis podido ver en tráilers o gameplays del mismo, el nivel artístico está muy bien conseguido y disponemos de una amplia gama de personalización en nuestro personaje.

Incluso podemos disfrutar del detalle de las construcciones o de las hojas de árbol volando por la pantalla. Todo esto combinado con un buen apartado sonoro, sobre todo con las canciones y emisoras que podemos encontrar al subirnos a cualquier vehículo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here